patrono de pan y trabajo

García Cuerva por el Día de San Cayetano: "Espero un país donde el trabajo sea el gran ordenador social y sea digno para todos"

Así lo manifestó el monseñor Jorge García Cuerva, obispo de Santa Cruz y Tierra del Fuego, durante la misa dominical desde la Capilla del Obispado con motivo de celebrarse el Día de San Cayetano, santo patrono del pan y del trabajo.

Por La Opinión Austral


Este domingo, los feligreses de la Iglesia Católica celebran el Día de San Cayetano, patrono del pan y del trabajo. Sin dudas, una fecha sumamente significativa para los devotos, que perigrinan en todo el país pidiendo y agradeciendo al santo. En este marco, el obispo de Santa Cruz y Tierra del Fuego, monseñor Jorge García Cuerva, celebró la misa dominical desde la Capilla del Obispado en Río Gallegos y se refirió al santo y a los trabajadores en su día

"Rezamos en este 7 de agosto especialmente por todos los trabajadores; por todas aquellas personas que buscan trabajo y no lo encuentran; por aquellos trabajadores que trabajan 'en negro' y no son reconocidos sus derechos; por aquellos que son expotados y su trabajo es sumamente indigno, que no puede ser llamado trabajo", consignó el obispo al inicio de la misa.

"Rezamos por nuestro país, por nuestros hermanos más pobres, creyendo una vez más y animando nuestra esperanza de que el trabajo es el gran ordenador social", agregó.

En otro tramo de su homilia, García Cuerva ponderó el sentimiento de esperanza y la necesidad de cultivar este valor en el país, en tiempos complicados desde lo económico, lo político y lo social.

"Es bueno tener cristianos y ciudadanos con esperanza, que siguen soñando, hoy en el Día de San Cayeteano, en un país donde muchas veces el trabajo no se consigue, donde muchas veces el trabajo es indigno, donde muchas veces parece que no vale la pena el esfuerzo, que no vale la pena buscar trabajo, golpear puertas", manifestó el monseñor.

En ese sentido, García Cuerva concluyó diciendo: "Que bueno tener la esperanza de seguir diciendo 'sí': yo espero un país donde el trabajo sea el gran ordenador social, donde el trabajo sea digno para todos, en el que todas las generaciones tengan la cultura del trabajo para tener una sociedad mejor. Cuando estamos penetrados y animados por la esperanza somos imparables, verdaramente invencibles"

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias