LAS HERAS

Lo asesinaron de 43 puñaladas y, diez días después del hecho, no hay detenidos

Se trata del caso de Valeriano Hernández, el hombre que fue encontrado muerto dentro de su vivienda. La causa quedó en manos de la Dirección de Investigaciones (DDI). La hipótesis de intento de robo suma fuerza.

Por La Opinión Austral


El crimen de un trabajador de la comuna de Las Heras mantiene en vilo a la comunidad, ya que hay un asesino suelto.

Se trata del homicidio de Valeriano Hernández, el hombre de 62 años que fue encontrado muerto dentro de su casa ubicada en la zona de chacras. Por el momento, el hecho se encuentra impune.

Tal como lo informó La Opinión Austral, Hernández fue ultimado de 43 puñaladas, algunas dieron en su abdomen, pero la mayoría fue a parar a la zona de la nuca, aparentemente tras ser sometido por quien fue su asesino.

Si bien el caso primero había quedado en manos de la Comisaría Segunda, con el pasar de los días la causa pasó a manos de la Dirección de Investigaciones (DDI) de Las Heras, por orden del Juzgado de Instrucción Penal de la ciudad petrolera.

Este sábado se cumplen diez días del crimen y hasta el momento no hay personas detenidas. Cabe remarcar que en la zona donde ocurrió el crimen no hay casas que cuenten con sistemas de seguridad privados ni cámaras que pudieran dar una mano al respecto.

En el mismo sentido, algunos testimonios recabados por la Policía no "cuadrarían" sobre los últimos días de Hernández.

Si bien la saña con la que actuó el homicida podría dar cuenta de un crimen "pasional", fuentes investigativas indicaron a La Opinión Austral que aunque no se descarta ninguna hipótesis, la más fuerte sería un intento de robo.

De acuerdo a esa línea investigativa, el homicida llegó a la casa de Hernández para robarle un dinero. Luego de golpearlo con un elemento contundente, usó un cuchillo para darle "puntazos" en la zona de la nuca. Torturándolo, buscaba que el vecino le dijera dónde tenía el efectivo. Dinero con el que hombre no contaría.

En el interior de la casa la Policía encontró un desorden generalizado, pero serían secuelas del forcejeo que Hernández tuvo con su victimario. Más allá de la hipótesis de robo, no se registraron elementos de valor que podría haberse llevado el homicida.

Reconstruyendo las últimas horas de Hernández, se supo que para el Día del Trabajador había compartido un asado con su vecino, hombre que fue allanado el día después del hallazgo del cuerpo, pero no se encontraron elementos que dieran cuenta de la autoría del atroz crimen.

De igual manera, hubo algo que llamó la atención de los agentes. Cuando llegaron a la casa del vecino, notaron que había ropa colgada, recién lavada, y otras prendas que tenían manchas que serían de sangre. Por este motivo, el hombre debió fijar domicilio.

Aunque Hernández no contaba con mucho dinero, teniendo en cuenta que era un trabajador municipal, la hipótesis del intento de robo se vio fundamentada en que por esos días había cobrado el sueldo, indicaron desde la Policía.

Aunque las averiguaciones están algo truncas, desde la Policía confían que en las próximas horas las mismas avancen, a partir de testimonios de las últimas personas que lo vieron con vida. Por ahora, todo es incertidumbre.

Noticias relacionadas

Por

Noticias relacionadas

Comentarios
Seguí leyendo

Lo más leído

Más noticias