Viernes 19 de Mayo de 2017
3696 lectores en línea
Río Gallegos
Surgas: “guardia mínima” para la venta de garrafas
Las partes en conflicto por el despido de un trabajador concurrieron a una nueva audiencia en la Secretaría de Trabajo, pero a pesar de la gravedad del problema no hubo acuerdo. Cristian Cabrera, secretario de Organización del Sindicato de la Cuenca Austral, dio cuenta de que la venta del gas envasado se da con una guardia mínima y se abastecerá a los establecimientos públicos ubicados en la Zona Rural.
Viernes 19 May 2017
Los trabajadores del gas optaron por una guardia mínima en Surgas.

Los trabajadores del gas optaron por una guardia mínima en Surgas.

El Sindicato de la Cuenca Austral, el Instituto de Energía de Santa Cruz (IESC) y las autoridades de Surgas asistieron en la mañana de ayer a una nueva audiencia en la Secretaría de Estado de Trabajo y Seguridad Social de Santa Cruz. 

Las partes llevaron adelante un nuevo encuentro para intentar destrabar el conflicto surgido en la planta envasadora de gas, única en la Zona Sur, por el cual hace más de 15 días se restringe la venta de garrafas ante el despido de un trabajador, según denunció la entidad sindical. 

 

Sin acuerdo 

Cristian Cabrera, secretario de Organización del Sindicato de la Cuenca Austral, señaló a La Opinión Austral que en la audiencia de ayer acordaron “pasar a un cuarto intermedio para hoy, pero la empresa continúa con su postura de avanzar en el despido del trabajador”, detalló. 

Recordó que Surgas buscó cesantear a “4 trabajadores en lo que va del año y en todos los casos adujo una reestructuración de la empresa. Lo notable es que las autoridades de aplicación (Instituto de Energía de Santa Cruz y la Secretaría de Trabajo) no cuentan con ningún informe que constate la pérdida de liquidez de la parte empleadora”. 

Ante la medida de fuerza, en las últimas jornadas hubo un sostenido reclamo de los consumidores que buscaban obtener su correspondiente garrafa para calefaccionarse y hacer frente a las bajas temperaturas. 

Pero el conflicto se agudizó, ya que de esa planta envasadora no sólo dependen las familias con asiento en la Zona Sur, sino que deben ser abastecidos los establecimientos escolares rurales, destacamentos de Gendarmería Nacional, puestos sanitarios y estancias. 

Ante esta situación, los trabajadores acordaron continuar con las medidas de fuerza, según detalló Cabrera a este medio, pero garantizando guardias mínimas. 

“Se dejaron cargadas 150 garrafas de 10 kg y 20 de 45 kilos para las familias que se encuentran en situación de riesgo, nosotros buscamos una solución a este conflicto, pero la empresa sigue en su postura y es el vecino el que sale perjudicado”, detalló el dirigente gremial. 

En otro orden, dio cuenta que la entidad sindical articuló con el Instituto de Energía “un listado de los puntos de riesgos, por ejemplo las escuelas de Fuentes del Coyle y Las Vegas, y se enviará un camión que abastecerá a las entidades públicas”, dijo en sus declaraciones, y aclaró que el transporte se realizará en la mañana de hoy, antes que dé inicio la nueva audiencia en la autoridad laboral. 

Sin embargo, Cabrera relativizó la normalización del abastecimiento del gas envasado a “lo que suceda en la audiencia, buscamos que la empresa respete a los trabajadores” dijo, y volvió a rechazar aquella pretensión de “los representantes de Surgas de avanzar con la desvinculación del trabajador y que podrían otorgarle 20 garrafas en comodato (préstamo) para que se dedique a hacer distribución domiciliaria”. 

Viernes 19 May 2017