Viernes 19 de Mayo de 2017
4594 lectores en línea
Un giro más
Gobierno denunció por instigación y prevaricato al juez Andrade
En una presentación totalmente inusual, la fiscal adjunta Andrea Askenazi denunció por “abuso de autoridad e instigación a la violencia” y posible “prevaricato” al juez Antonio Andrade. Lo hizo, ante el Juzgado Penal de turno, por su fallo sobre el amparo presentado por parte de los jubilados. “Buscan amedrentar al magistrado para provocar su apartamiento”, consideró la Dra. Claudia Guerra.
Viernes 19 May 2017
Tanarro denunció al juez que entiende en los amparos de los jubilados y de las tarifas de SPSE.

Tanarro denunció al juez que entiende en los amparos de los jubilados y de las tarifas de SPSE.

  1 de 2   Anterior Siguiente

Ayer por la mañana, la Fiscalía de Estado presentó una denuncia contra el juez de Familia Antonio Andrade por “presunta comisión de los delitos de abuso de autoridad e incitación a la violencia”, aunque más abajo también lo acusan de “prevaricato”.

El análisis de los supuestos delitos penales se basaría en el fallo del juez sobre el amparo presentado por los jubilados, por falta de pago de sus haberes y ante los incidentes ocurridos con los hermanos Ivovich al momento de pretender, las letradas patrocinantes, notificar al titular de la Caja de Previsión Social del oficio que ordena el pago de las jubilaciones del 1 al 7 de cada mes.

Para Askenazi Vera, el juez primero se “excede en sus facultades, dictando una medida bajo apercibimiento de aplicar astrientes, sabiendo que la misma, por las razones que él mismo invoca, es de cumplimiento imposible”, ya que recuerda que ordena cumplimentar el pago de los haberes jubilatorios, a sabiendas que la CPS tenía el acceso bloqueado por los propios jubilados. 

También afirma que se comete el delito de “instigación a la violencia” al autorizar a las patrocinantes de los amparistas a realizar ellas la notificación al titular “en cualquier lugar que este se encuentre”, que es “una total falta de prudencia del juez”, considerando que lo hizo de manera intencional para que se genere el conflicto, lo que “sin dudas no es ni más ni menos que una incitación a la violencia, a la persecución de una persona por el sólo hecho de ser un funcionario de la CPS”. Ese exceso, considera la fiscal adjunta, conforma además “un abuso de autoridad”.

Razón por la cual suma el delito de “prevaricato”, ya que ordenó una medida, “sabiendo que es de cumplimiento imposible” y estableciendo “una especie de caza de brujas”.

Desde el foro de abogados indicaron a este diario que la directiva de Andrade a los patrocinantes es “habitual en esta y otras causas”, toda vez que “por la Ley de Amparo, el juez determina un oficio, pero el que se encarga de diligenciarlo es el abogado de la parte que impulsa el amparo, por ser el interesado”, estableciéndolo así la propia normativa.

Para la Dra. Claudia Guerra, esta presentación es “muy poco seria y sin argumento jurídico sólido, pero a su vez muy grave en sí misma”, por lo que sólo busca, indicó a La Opinión Austral, “amedrentar al juez, con el objeto de lograr su apartamiento e infundir temor en quien lo tuviera que sustituir, si el magistrado finalmente se corre de la causa, para que no se dé lugar a los amparos que se están presentado”. 

En la denuncia realizada también indican que desde la Fiscalía pidieron el desalojo del acampe y el magistrado lo sabía e igual ordenó la cautelar contra la CPS. Precisamente es el juzgado de la Dra. Marcela Quintana, el que entiende en esa presentación de la Fiscalía (y que este miércoles libró oficio a la Policía para que garantice el paso al edificio de la CPS, pero sin “usar la fuerza” ni “afectar el derecho a reclamar” de los jubilados) y que ahora deberá resolver en la denuncia contra el juez. 


Mazú responsabilizó a las mujeres

En lo que se entiende como un claro apoyo a la figura de Ariel Ivovich, ayer, en declaraciones radiales a una emisora de Buenos Aires, Matías Mazú puso en duda los hechos ocurridos en la noche del martes. Aunque dijo “no tener fehacientemente los detalles de lo ocurrido”, sostuvo que le pareció “terrible”.

Pero lo terrible fue “seguir a un funcionario a la casa del hermano por dos ex juezas y tres jubiladas, me parece terrible. Yo no estuve, lo que no se puede probar, no se puede decir, afirmó”, pero igualmente consideró “vergonzoso” que hayan pretendido notificar a Ivovich “en la casa del hermano del funcionario de la CPS”. 

Según dijo el presidente de la bancada del FPV a la radio Naranjo en Flor, que hayan ingresado a la empresa “dos retiradas de la Policía y dos ex juezas, en una situación tan difícil como la que estamos, cualquier cosa genera roces y esto de ir a la casa de un familiar, indudablemente, genera conflicto”.

Viernes 19 May 2017