Domingo 2 de Diciembre de 2012
6004 lectores en línea
Management y Sociedad
Domingo 2 Dic 2012
En la era del Management, se intenta apostar a la innovación, comunicación y flexibilidad como la apuesta por la recuperación empresarial. Las irregulares perspectivas en la recuperación mundial llevan a las compañías de todo el mundo a plantearse estrategias para los años posteriores, buscan cómo mantenerse a flote, para poder trabajar el doble y ganar la mitad. 
Las escuelas de negocios, universidades y entidades afines realizan encuentros con la intención de organizar las gestiones más necesarias de transición, renovación política y conceptual de las empresas. 
Mientras la mayoría de las entidades financieras se enfrentan a un cambio en su fórmula de negocio, con los anuncios gubernamentales de limitar su poder y fomentar su transparencia, el escenario empresarial busca su propio camino. Ejemplo de esto también sucede en la Casa Blanca, por el presidente Barack Obama, emitiendo atención al área financiera, regulando las entidades bancarias para evitar la fuerte especulación de actividades financieras, tanto por cuenta propia (a través del proprietary Trading, o comercio con capital propio) como para terceros. En el contexto que se encuentra Europa, es sobre paradigmas financieros, con una post renovación en el entorno empresarial y las nuevas herramientas por el Management de gestión empresarial. 
Los entendidos colegas en el tema del viejo continente como de América, sostienen que hay que hacer reflejo del crecimiento y desarrollo como partícipes de la economía, vistos por los planes de negocios, los núcleos familiares, las restricciones crediticias y las elevadas tasas que conforman el terror económico con incertidumbre desmedida. Por esto es comprensible que lo que se debe tener presente que altibajos puede tener “cualquiera”, pero la clave está en saber gestionar sus óptimos resultados. 
Una de las variables más salientes será la del gasto, las empresas, públicas y privadas han optado por la reducción de los costos operativos frente a las reducción de los ingresos y, por tanto, de los beneficios. Dentro de estas políticas, son muchos los modelos empresariales que han confiado en los cambios en sus modelos de gestión a través del reajuste de su plantilla, aunque siempre hay que ir más allá, buscando fórmulas de management que permitan la recuperación, como son la innovación y la captación del talento.
 Además, la externalización de muchos servicios desarrollados en las compañías emerge como una posibilidad de ahorro de costos, facilitando el ajuste de la plantilla hacia las necesidades actuales de servicio que tiene el mercado. Una vez asumida la nueva situación en la era post-crisis, los expertos avisan de la importancia de enfatizar en el proceso de cambio, con cuidados y vigilancia constante y, por supuesto, la posibilidad de actualizar el modelo de forma constante, hasta encontrar la fórmula perfecta para cada negocio. 
Entre los expertos, la innovación, el liderazgo comprometido y la sostenibilidad son las fórmulas más repetidas y que deberán marcar el éxito de la recuperación empresarial; “Necesitamos líderes que estén alienados con un nuevo paradigma, en el que valores antiguos como el individualismo ya no sirven”, explicó Nuria Sáez, socia de InCrescendo, consultora especializada en proyectos de cambio y transformación organizacional. 
La innovación como clave del éxito es, claramente, la doctrina más repetida entre los expertos del management. Buscar caminos alternativos, siguiendo la máxima de “si algo no funciona, prueba algo distinto”, arriesgar y apostar por el talento, involucrando en el proceso a todo el personal de la empresa. “Sólo las personas pueden hacer crecer indefinidamente a las organizaciones, cuyo futuro pasa por un trato humano y digno de su gente”, según expresan expertos del tema. 
Para llevar a cabo este tipo de comunicación transparente entre los diferentes componentes de una organización, la capacidad de los dirigentes se erige como otra de las necesidades que tendrán que cubrir en la gestión empresarial.
 La nueva coyuntura parece haber desterrado a los ‘directivos tiburones’, hacia dirigentes más cercanos y carismáticos, que logren involucrar a todo su equipo con convicción en las decisiones tomadas. Aunque una de las frases más cercanas expresa que: “Sobran líderes carismáticos pero faltan estrategas”. Por último, ante el clima de incertidumbre, la mirada de la sociedad ante la última noticia y novedad, decimos que la atención será reflejo sobre la necesidad de tener en cuenta tanto factores exógenos, como el papel que jueguen las diferentes administraciones públicas y organismos internacionales (como las organizaciones supranacionales, como los consejos de decisión de la Unión Europea, o grupos como el G-20, integrado por los representantes máximos de las grandes potenciales mundiales), como los endógenos, donde destacan la puesta en marcha de políticas de crecimiento sostenible por parte de las compañías.

-----
C.P.N. Dipl. Fernando Carbajal
contablesfercar@hotmail.com
Domingo 2 Dic 2012