Domingo 2 de Diciembre de 2012
6027 lectores en línea
Querían identificar a dos menores
Agreden con piedras y palos a uniformados, un policía herido
Personal del Comando Radioeléctrico se disponía a identificar a dos menores que iban en una moto con pedido de captura. Los mismos huyeron hacia un domicilio. Cuando llegaron los efectivos, los recibieron con palos y piedras. Los agresores quedaron libres.
Domingo 2 Dic 2012

  1 de 2   Anterior Siguiente
Una batalla campal se generó ayer por la tarde en una vivienda ubicada en calle Raúl Segovia al 800. Ocurrió cuando los uniformados quisieron identificar a dos menores que iban a bordo de una motocicleta que tenía pedido de localización por un asalto a mano armada. Un policía sufrió lesiones al recibir una pedrada en la cabeza y golpes con un palo en un brazo. Los agresores quedaron libres.
Todo comenzó poco antes de las 17:30 horas cuando, en jurisdicción de la Seccional Primera, el personal del Comando Radioeléctrico intentó identificar a dos menores que iban a bordo de una moto. Pero no pudieron lograr su cometido ya que los jovencitos huyeron raudamente de la Policía. A partir de allí se generó una persecución y el personal policial logró divisar que los menores ingresaban a un domicilio ubicado en calle Raúl Segovia al 800.
Según se supo, la moto tenía un pedido de localización y captura emanado desde la Seccional Séptima, ya que estaría involucrada en un robo a mano armada.
Es por eso que se solicitó a sus pares de la Comisaría Quinta, que corresponde por jurisdicción, que se acerquen a la casa mencionada para corroborar los datos.
Según las fuentes policiales consultadas por La Opinión Austral, cerca de las 17:45 horas cuando arribaron los policías una mujer salió de la morada y se tornó agresiva, junto a los hijos, comenzaron a arrojar piedras.
La gresca se tornó tan importante que destruyeron dos vidrios de un móvil policial perteneciente al Comando Radioeléctrico y a otro de la Seccional Quinta le abollaron el baúl con un palo.

Policía herido
Producto de la agresión sufrida un efectivo policial recibió una pedrada en la cabeza y uno de sus brazos fue golpeado con un palo, por lo que tuvo que ser asistido por el médico policial de turno que le certificó lesiones de carácter leve.

Detenciones
A raíz de los acontecimientos los policías condujeron a la mujer a la Comisaría Quinta y junto a ella a dos menores. Una chica de 17 años que salió del domicilio y sería hermana de uno de los muchachitos que iba a bordo de la moto, y un menor de 16 años, que sería el que acompañaba en el rodado al hermano de la chica mencionada.
Todos quedaron a disposición del Juzgado del Menor número 1, a cargo del doctor Sánchez. 
A las pocas horas el magistrado dispuso que los menores fijen domicilio y sean entregados a los padres.
Por su parte la mujer, mayor de edad, quedó alojada en la Seccional Tercera y al cierre de la presente edición se esperaba que se cumplieran los plazos legales para que, una vez fijado el domicilio, recupere la libertad.

Cuchillos
Las fuentes policiales consultadas dijeron que se procedió al secuestro de la motocicleta donde, debajo del asiento, en el cubículo para guardar pertenencias, se encontraron 2 cuchillos, una memoria de teléfono y herramientas varias. 

Colaboración
Finalmente, cabe destacar que en este procedimiento el personal de la Seccional Quinta contó con la colaboración de sus pares de las comisarías Primera, Tercera, Cuarta; Comando Radioeléctrico y la División Tránsito Policial. 
Domingo 2 Dic 2012