Domingo 2 de Diciembre de 2012
6000 lectores en línea
Contrato de Trabajo Eventual. Líneas generales
Domingo 25 Nov 2012
Al referir el vocablo “eventual” relacionado con un trabajo, nos acerca de sobremanera a la idea de algo sujeto a un evento o a una contingencia.
La Real Academia Española define el vocablo “eventual”, cuando es dicho de un trabajador, determinando que “Dicho de un trabajador: Que no pertenece a la plantilla de una empresa y presta sus servicios de manera provisional”.
Es por ello, que en el derecho laboral se utiliza esta denominación para aludir a relaciones laborales que se caracterizan por ser “intrínsecamente transitorias”, destinadas a no perdurar, y se sabe desde su inicio que el vínculo va a extinguirse cuando concluya la tarea encomendada.
La LCT en su artículo 99 lo caracteriza, a saber “Cualquiera sea su denominación, se considerará que media contrato de trabajo eventual cuando la actividad del trabajador se ejerce bajo la dependencia de un empleador para la satisfacción de resultados concretos, tenidos en vista por éste, en relación a servicios extraordinarios determinados de antemano o exigencias extraordinarias y transitorias de la empresa, explotación o establecimiento, toda vez que no pueda preverse un plazo cierto para la finalización del contrato. Se entenderá además que media tal tipo de relación cuando el vínculo comienza y termina con la realización de la obra, la ejecución del acto o la prestación del servicio para el que fue contratado el trabajador.”
El Dr. Ferro señala que los trabajadores eventuales son “los que prestan sus servicios en tareas normales de la empresa, pero lo hacen cuando el ritmo en el desenvolvimiento de la misma sufre una variación que requiere la ocupación de más trabajadores.”
El Dr. Confalonieri (h) considera que en la eventualidad propiamente dicha, la secuencia es la siguiente: habrá eventualidad siempre y cuando la adicionalidad de trabajo resulte condicionada por el mantenimiento de la necesidad empresarial, y no sean los servicios contratados los que una vez agotados o consumidos traigan con ello el fenecimiento de aquella.
La causa específica del tipo de contrato que nos ocupa, es la cobertura de un volumen de trabajo que no es el normal.
El contrato eventual de trabajo, es una modalidad que puede resultar muy beneficiosa para la operatoria de una empresa; el único perjuicio es el abuso de ésta modalidad puesto que los límites en su extensión son aplicado por la LNE que complementa a la LCT, y esto en la gran mayoría de los casos se desconoce.
Es por ello que su adecuada utilización, depende de un buen cumplimiento de las normas y un buen asesoramiento.

-----
Dr. Martín S. Pianciola
martinpianciola@gmail.com
Domingo 25 Nov 2012