Martes 20 de Marzo de 2012
1449 lectores en línea
Caleta Olivia
Novio de la docente afirmó que no tiene nada que ver con su desaparición
Cristian Angel, pareja de Rita Bejarano, que es intensamente buscada desde hace casi dos semanas, aseguró que no tuvo “nada que ver” con la desaparición de la mujer, que nunca le levantó la mano y que incluso colaboró en un primer momento en su búsqueda. Presiente que está viva.
Viernes 7 Nov 2014
Angel habló por primera vez ante un medio periodístico, y aseguró que no tiene nada que ver con la desaparición de la docente. (Foto Diario Patagónico)

Angel habló por primera vez ante un medio periodístico, y aseguró que no tiene nada que ver con la desaparición de la docente. (Foto Diario Patagónico)

Cristian Angel de 32 años no sólo es chofer de colectivo de la empresa Autobuses Caleta Olivia, sino también remisero y precisamente -según su relato-, el sábado 25 de octubre estaba desempeñando esa función cuando alrededor de las 9:15 le llegó un mensaje de texto de Rita Bejarano (48 años), quien le pidió que la llamara.
Al hacerlo, ella lo invitó a su vivienda del barrio 17 de Octubre para que tomaran mate, a la cual acudió y estuvo durante poco más de dos horas.
Correlativamente, contó que él le dijo que se tenía que ir porque debía planchar su ropa para ingresar a su trabajo en la empresa de colectivos urbanos y ella le pidió que la llevara a su vivienda (la de Angel) ya que debía abordar un micro a Comodoro Rivadavia donde tenía pensado viajar con una amiga.
Aproximadamente a las 11:45 se dirigieron al barrio San Cayetano donde descendieron los dos y al ingresar a la casa “Rita se puso a jugar con mi gatita que se llama Pícara, acostada en la cama, y yo me quedé junto a ella”, relató.
“Después de eso entré al baño y ella me dijo que se iba; le pedí que me esperara así la llevaba a la Terminal de Ómnibus, pero prefirió irse sola. Cuando salí ella ya no estaba y la puerta estaba abierta”, acotó.

Primera búsqueda 
En ese punto reveló que la mujer tenía puesta una campera de hilo color blanco con puntos de colores, un jean azul gastado, zapatillas y un pañuelo blanco, el cual, según sus dichos, días después fue encontrado en la vivienda de ella, lo cual le hacía sospechar que habría vuelto a su casa en el barrio 17 de Octubre.
“Me enteré que había desaparecido porque la nuera de ella llamó a mi hermana para preguntarle si sabía dónde estaba Rita porque no contestaba las llamadas ni los mensajes, y yo le dije que también había intentado comunicarme con ella pero tampoco me respondía”, señaló Angel en una entrevista con el Diario Patagónico.
Por otra parte aseguró que el miércoles 29 pasó a buscar en su remise a Matías Araujo, uno de los hijos de la mujer, para hacer la denuncia en la comisaría, tras lo cual dijo que ambos fueron a la Terminal a averiguar si Rita había estado allí, pero nadie sabía nada, y luego imprimieron fotos para ir a buscarla a Comodoro Rivadavia.

Tratamiento psiquiátrico y psicológico
Al referirse a las quejas de los familiares por no asistir a las marchas por calles céntricas, rastrillajes por zonas descampadas y a las acusaciones de que él la golpeaba, expresó casi entre sollozos que “es feo participar de esto; yo la extraño mucho e ir a esos lugares me hace muy mal. Lo peor es que ahora la gente me acusa a mí de haberle hecho algo y de que soy violento. Todo eso es mentira y es injusto que en la calle haya gente que me grite ‘¿adónde la tiraste?’”.
“Todos sospechan de mí, pero no tengo nada que ver con la desaparición de Rita y me duele lo que pasa, mi familia está destruida. Yo ahora estoy de carpeta médica en mi trabajo, con tratamiento psiquiátrico y psicológico porque esto me angustió mucho e incluso tengo menos amigos que antes”, lamentó.
Por otra parte dejó entrever que se encuentra recluido en su propia casa, en cuyo modesto living comedor se encuentran numerosas y antiguas fotos de sus padres e incluso se observa una especie de santuario religioso. La vivienda fue allanada tras la denuncia de desaparición de su novia en la Comisaría Tercera. También se requisó un automóvil por orden de las autoridades judiciales. 
Casi al final de la entrevista, Angel reveló que en la noche del último martes, efectivos policiales “me vinieron a buscar diciéndome que diga la verdad y dónde la había tirado porque ya tenían la orden de detención, y que me iban a mandar a la cárcel de Rawson. Pero yo no tengo nada que ocultar y creo que Rita está viva”. 

La búsqueda continúa
La Policía está analizando los videos de las cámaras de seguridad de la sucursal 31 del supermercado La Anónima, ya que según lo relatado por dos testigos Rita Bejarano habría sido vista por última vez realizando compras alrededor de las 13:30 del sábado 25 de octubre.
Además, se pudo saber que en su vivienda había dejado una hornalla prendida, como así también cadenitas y anillos que siempre solía usar.
En tanto, desde la Dirección de Protección Civil se indicó que más de 150 personas continúan abocadas a las tareas de rastrillajes -que comenzaron el sábado- en el tramo de la ruta provincial 12 que une Caleta Olivia con Cañadón Seco y la ruta 99 hasta la ruta nacional 3, como así también en la Zona de Chacras y el puerto Caleta Paula.
Viernes 7 Nov 2014