Martes 26 de Agosto de 2014
4734 lectores en línea
Artesanías
Daniel Riba Castro representa a Santa Cruz con sus veletas animadas
El artista y docente santacruceño reside en Pilar, Buenos Aires, y realiza veletas animadas. Se trata de objetos que se colocan en lugares altos y sirven para señalar la dirección del viento. Daniel Riba Castro se dedica a este arte desde 1998, el cual consiste en crear movimiento en un objeto inanimado por medio de la energía eólica.
Jueves 21 Ago 2014
La veleta que se fue al Vaticano.

La veleta que se fue al Vaticano.

  1 de 2   Anterior Siguiente
El artista y docente riogalleguense Daniel Riba Castro -que reside actualmente en Pilar, Buenos Aires- suele representar a la provincia de Santa Cruz en diversos eventos artísticos con sus veletas animadas. Estos son objetos que se colocan en lugares altos y sirven para señalar la dirección del viento. Son artículos hechos a mano y cobran movimiento por medio de la energía eólica. 
Sobre sus inicios artísticos en esta ciudad y sobre cómo llegó a este particular arte de las veletas, Riba Castro dialogó con La Opinión Austral. Además dio cuenta de los proyectos que encarará en la segunda mitad del año. 
“En cada oportunidad que me ofrecen participar con las veletas animadas, estoy representando a Santa Cruz. Y esto no solamente a nivel nacional, sino también mundial. Estas representaciones se dan en ferias de artesanías y en diversos eventos a nivel mundial”, manifestó el artista. 
En esta línea, resaltó el rol de las tecnologías de la información para dar a conocer su trabajo. “La actual globalización me benefició mucho porque, a través de Internet, yo soy conocido en el mundo y pude llevar mis productos a muchísimos lados”, sostuvo. 
Actualmente el artista tiene un taller en Pilar, donde realiza las veletas animadas. “Allí también hago matricería, que serían los originales, para luego hacer las veletas en fundición de aluminio, esto ya sería industrial”. 

Un poco de historia 
Daniel Riba Castro, junto con Marta Ettura de Abatte, fueron los fundadores de la Escuela Municipal de Cerámica de Río Gallegos treinta años atrás. 
“Es lamentable que después de tantos años de esta inauguración, este espacio esté tan descuidado y abandonado y sin funcionar como debería. Las autoridades que corresponda deberían revertir la situación actual en la que se encuentra este establecimiento educacional”, expresó. 
En esta línea, remarcó que “si yo tuviera que nombrar a dos personas que me marcaron en el camino artístico, una es Marta Ettura, que fue directora de la Escuela Municipal de Cerámica. Y la otra es una artista plástica que se llamaba Amanda Mora”. 
“Ambas personas me ayudaron a profundizar en el arte y es algo que luego volqué en lo que son las veletas animadas”, añadió. 
Cabe destacar que además Riba Castro se desempeñó como profesor de Cerámica en la Escuela Municipal de Cerámica de Río Gallegos desde 1984. Luego fue director de la Escuela de Cerámica de Puerto San Julián y fue capacitador en Cerámica en la Patagonia chilena y argentina. “Incluso con Marta habíamos creado la primera cooperativa de cerámica. Todo esto está relacionado con lo que yo hice años después de forma particular”, señaló el artista. 
En 1998, Daniel Riba Castro partió hacia Pilar, Buenos Aires, “donde tenía una escuela de cerámica particular llamada ‘Aonikenk’”. 
En aquel entonces -recordó- “trabajábamos en conjunto con gente de Luján y hacíamos imaginería religiosa y yo hacía todo lo que era de cerámica. Eran estas imágenes las que se vendían en la Patagonia argentina. Este fue el primer trabajo que tuve allá”. En este sentido, agregó: “Los chinos lamentablemente toman esto para hacerlo en serie. Es así como se vuelve imposible competir contra ese mercado. Por eso yo vuelco mi actividad en poder hacer algo diferente y que al mercado chino no le interesa como reproducción, y de ahí surge la idea de crear veletas animadas, que son las veletas con movimiento. Esto es la utilización de la energía eólica para generar movimiento a través de una hélice”. 
“Usé todos mis conocimientos de cerámica y de Bellas Artes para crear esculturas móviles, es decir, las veletas”, afirmó. 
Cabe destacar que quienes estén interesados en conocer el trabajo de Riba Castro, pueden visitar el sitio www.veletasanimadas.com.ar.

Veletas 
Sobre el arte de las veletas, el artista contó que una de sus veletas se fue al Vaticano y luego fue invitado desde Canadá para participar en un festival de cultura popular en dicho país. “Tuve la posibilidad de conocer hace ocho años atrás al cardenal Jorge Bergoglio, que es un fanático de San Lorenzo. Por intermedio del párroco de Pilar, se me pidió hacer una veleta animada de un jugador de San Lorenzo. Así que hice una réplica del jugador 10 de ese club y esa veleta se fue al Vaticano”, detalló, al mismo tiempo que añadió: “Alguien vio en Internet mi trabajo y me contactó gente de Saint Ulric, que es una ciudad de Canadá, para invitarme al ‘Festival de Cultura de Arte Popular’ de dicho país como expositor de mis veletas”. 
Este caso es uno de los más destacados en la carrera del artista, ya que realizó cientos de veletas famosas. 

Proyectos próximos 
Respecto a los proyectos que se encuentra encarando, Riba Castro indicó que “estoy haciendo un monumento al viento en Punta Arenas, Chile. Para esto estamos en tratativas con el Gobierno regional de la XII región”, a lo que agregó que “la idea es que, a través de los municipios de las localidades de Santa Cruz, se puedan hacer monumentos en toda la provincia”. 
En este sentido, explicó que “la gracia de esto es que estaré haciendo veletas en fundición de aluminio, pero con movimiento. Estas figuras soportarán ráfagas de 300 kilómetros, lo cual significa que están hechas especialmente para acá”.
Asimismo, resaltó los beneficios de esta iniciativa: “Destacamos la ecología y además reciclamos materiales, pero también decoraremos los municipios para que cada localidad se embellezca un poco más”.
Jueves 21 Ago 2014