Martes 18 de Febrero de 2014
1763 lectores en línea
Boletín Oficial
Economía oficializó la reglamentación para la Zona Franca de Río Gallegos
El Ministerio de Economía y Finanzas de la Nación readecuó las normas que rigen para la Zona Franca de Río Gallegos. A través de la Resolución 31/2014, se establecieron las condiciones y requisitos que deberán cumplimentar los futuros concesionarios. Materiales para la construcción, electrodomésticos, prendas de vestir y automóviles serán algunos de los productos de origen extranjero que podrán comercializarse al por menor. Por persona, se podrán gastar hasta 300 dólares.
Martes 18 Feb 2014

  1 de 3   Anterior Siguiente
“El lunes se publicará la resolución del Ministerio de Economía número 31, que aprueba el reglamento para la zona franca en la provincia de Santa Cruz, en Río Gallegos”, había adelantado la presidenta Cristina Fernández de Kirchner al encabezar el sábado pasado el acto por el 137 aniversario del bautismo del Lago Argentino. 
Tal como lo había anunciado la mandataria, el Ministerio de Economía y Finanzas de la Nación modificó el régimen de concesión y funcionamiento de la Zona Franca de la ciudad de Río Gallegos, donde se encuentra permitida la venta al por menor de mercaderías de origen extranjero.
La Resolución 31/2014, que lleva la firma del ministro Axel Kicillof y que se publicó ayer en el Boletín Oficial, establece además las condiciones y requisitos que deberán cumplimentar los futuros concesionarios de la Zona Francas, ya que la anterior concesión quedó sin efecto.
De esta manera, se concreta la decisión del Gobierno nacional que en septiembre de 2013 oficializó la restitución de las zonas francas de Río Gallegos y Caleta Olivia, a través de un decreto por el cual se da cumplimiento al convenio de adhesión celebrado entre la provincia gobernada por el ex presidente Néstor Kirchner y el Estado nacional, el 5 de octubre de 1994.
En los fundamentos del decreto se señala que la decisión tomada tiene por fin “desarrollar la actividad industrial exportadora e impulsar el comercio, fortaleciendo la competitividad de la región en donde fue decidida su instalación y generando una mayor y mejor capacidad productiva”.

Concesionarios
La Resolución 31/2014 establece que el funcionamiento de la Zona Franca estará sometido a la autoridad del Comité de Vigilancia, constituido en la órbita del Poder Ejecutivo de la provincia de Santa Cruz, en acuerdo con la autoridad aduanera autárquica dependiente del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas de la Nación.
La medida determina que los concesionarios deberán “promover y facilitar el desarrollo de las operaciones, negociaciones y actividades previstas para las Zonas Francas, a saber: Industrialización, comercialización, transformación, fraccionamiento, embalaje, etiquetado, ensamblado, montaje, entre otros”.
Además, deberán “dictar y modificar su propio Reglamento Interno de funcionamiento, con aprobación del Comité de Vigilancia, ajustado a la legislación y reglamentaciones vigentes”, para luego “cumplir y hacer cumplir” dicho reglamento.
Asimismo, el instrumento legal resuelve que los concesionarios tendrán que “remitir la información necesaria y las memorias periódicas de operación de la Zona Franca, así como cualquier otro dato estadístico o de información que requiera el Comité de Vigilancia, la Dirección General de Aduanas de la AFIP, entidad autárquica en el ámbito del Ministerio de Economía y/o la Autoridad de Aplicación”.
Por último, señala que deberán “pagar los costos de control aduanero de la Zona Franca en base a las pautas que convengan entre el Comité de Vigilancia y la Dirección General de Aduanas de la AFIP, entidad autárquica en el ámbito del Mecom”.
Por tanto, se establece que “el incumplimiento de cualquiera de las obligaciones emergentes de la concesión que no configuren causal de caducidad, ni sea reprimido de una manera distinta, será penado por el Comité de Vigilancia con multas cuyos montos y eventuales mecanismos de revisión serán establecidos previamente”.

Registro
Según lo indica la resolución, “por un período de tres años contados desde la fecha de habilitación de las Zonas Francas de Río Gallegos y de Caleta Olivia y solamente para empresas industriales situadas en la provincia de Santa Cruz, el Ministerio de Producción de la provincia deberá abrir un registro de empresas industriales que deberán cumplir como mínimo con los siguientes requisitos: Radicación permanente en Santa Cruz al día 31 de diciembre de 2014. Programa de exportaciones por los tres años siguientes a la habilitación de las Zonas Francas. La empresa se compromete a exportar como mínimo el cincuenta por ciento sobre el total de sus ventas anuales. El programa a presentar podrá comprometer metas de exportación crecientes hasta arribar en el tercer año al mínimo establecido”.

Personas físicas
En el artículo 8 se determina que quienes “accedan a la compra de mercaderías al por menor de origen extranjero dentro de la Zona Franca de Río Gallegos, en los comercios especialmente autorizados por el Comité de Vigilancia, gozarán de una franquicia máxima de dólares estadounidenses trescientos (US$ 300,00) por persona”.
Además, recuerda que “las franquicias establecidas son individuales, intransferibles y no acumulativas, no pudiendo ser utilizadas más de una vez por mes”.
En tanto, “cuando los consumidores constituyan un grupo familiar -cónyuges e hijos menores de 16 años no emancipados-, la franquicia podrá ser utilizada en forma conjunta, inclusive cuando se trate de un único efecto.
Distinto será para las personas físicas o grupos familiares con residencia definitiva en Santa Cruz: La medida establece que quienes “decidieran compras que superen la franquicia mensual asignada, la podrán efectuar afectando los cupos mensuales subsiguientes, por hasta un máximo de seis (6) meses. En estos casos no podrán efectuar nuevas compras hasta el mes en que se extinga el cupo utilizado”.

Autos
Respecto a la adquisición de vehículos automotores, la normativa determina que “podrá efectuarse exclusivamente por titulares del grupo familiar conviviente que acrediten debidamente residencia definitiva en Santa Cruz, quienes podrán adquirir un vehículo automotor dentro de este régimen cada cinco (5) años, contados a partir de la fecha de su patentamiento”.
Aclara que “la circulación de vehículos automotores adquiridos por este régimen está restringida al ámbito de Santa Cruz”, por lo que “las salidas fuera de la provincia deberán ser autorizadas previamente por el Servicio Aduanero local como exportación temporal y por un plazo no mayor a noventa (90) días por año”.
Es por tal motivo que se establece que “los vehículos automotores adquiridos por este régimen tendrán un registro de patentamiento diferenciado de los adquiridos en el Territorio Aduanero General, a fin de facilitar su clara identificación. A tal efecto, se deberán realizar las gestiones pertinentes ante el Registro Seccional de la Propiedad del Automotor de Santa Cruz que corresponda y todo otro organismo competente”.
Por último, “se establece como valor máximo CIF de compra por unidad vehicular la suma de dólares estadounidenses veinticinco mil (US$ 25.000,00). Dicho monto se eleva a la suma de dólares estadounidenses cuarenta mil (US$ 40.000,00) en caso de compras de pick up”.

Mercadería
La resolución describe, en un anexo, la nómina de mercaderías de origen extranjero habilitadas para la venta al por menor, que se transcribe a continuación.
Alimentos: Todos. Excepto carnes frescas, verduras frescas, legumbres frescas, hortalizas frescas, pescados frescos, moluscos frescos y crustáceos frescos.
Bebidas: Todas sin excepciones.
Prendas de vestir: Todas sin excepciones, de todo tipo de material natural, sintético o mezcla.
Textiles del hogar: Ropa de cama, baño, tocador y cocina. Todas sin excepciones, de todo tipo de material natural, sintético o mezcla.
Calzado: Todos sin excepciones, de todo tipo de material natural, sintético o mezcla.
Artículos de viaje: Todos sin excepciones, de todo tipo de material natural, sintético o mezcla.
Perfumes, cosméticos y artículos de tocador e higiene: Todos sin excepciones, en todas sus formas de presentación y envases de uso hogareño.
Artículos de joyería y bijouterie: Todas sin excepciones. Incluye relojes de pared, péndulo, mesa y de pulsera, anteojos, armazones y lentes.
Insecticidas y fungicidas de uso doméstico: Todos sin excepciones, en todas sus formas de presentación y envase de uso hogareño.
Artículos de mesa de tocador: Vajilla, artículos de grifería, adornos para el hogar, objetos de cristal y vidrio para servicio de mesa y cocina. Todos sin excepciones en madera, losa, porcelana, cerámica, plásticos artificiales, acero inoxidable y enlosado.
Muebles: De madera u otro material.
Artículos de librería: Todos sin excepciones, cuadernos, lápices, lapiceras, bolígrafos, carpetas, portaminas y adhesivos para la venta por menor.
Materiales para la construcción de viviendas: Construcciones prefabricadas. Incluye, entre otras construcciones prefabricadas en madera y otros materiales, puertas, ventanas, marcos, tableros entarimados, obras de carpintería y hierro de armazones. Materiales de construcción para cocinas y baños, incluidos sus artefactos y calefacción del hogar. Cemento, cerámicos, hierro y metales para todo tipo de estructuras.
Electrodomésticos: Cocinas y demás aparatos, ventiladores, heladeras, freezer, lavadoras, estufas, aire acondicionado, máquinas de coser y tejer, aspiradoras, licuadoras, mezcladoras, trituradoras de alimentos, jugueras, secadores de cabello, planchas, hornos de microondas, teléfonos, radios, equipos reproductores de audio y video, aparatos de televisión, computadoras y equipos de telecomunicaciones, para uso familiar exclusivamente, encendedores y aquellos productos que por su utilidad se los considere que pertenecen al presente rubro.
Juguetes, juegos y artículos de deporte y camping: Todos sin excepciones, entre otros se incluyen adornos, instrumentos musicales, artículos para juegos y deportes, excepto armas de cualquier tipo y calibre.
Artículos de ferretería y máquinas herramientas de uso manual: Todos sin excepciones, para uso doméstico exclusivamente.
Vehículos automóviles: Comprendidos en la Categoría “A”, establecida por el Artículo 3° del Decreto Nº 2.677/91, motociclos. Sus partes y accesorios. Todos.
Tabacos y sucedáneos del tabaco elaborado: Todos sin excepciones.

Peralta
Respecto de la Resolución 31/2014, por la cual se oficializó la reglamentación para la Zona Franca en Río Gallegos, el gobernador Daniel Peralta dijo que analizarán la normativa “para poner en marcha inmediatamente el pliego de la licitación, que ya está avanzado en un 80 por ciento. El proceso va a ser rápido”, agregó. 
Y se mostró partidario de que ambas zonas francas, tanto la de Río Gallegos como la de Caleta Olivia, sean puestas en funcionamiento al mismo tiempo. “Creo que es una decisión política que hay que coordinar con la AFIP, Aduana, que son quienes van a controlar los productos que allí puedan ingresar. La idea nuestra es que sea en conjunto”, insistió.
Martes 18 Feb 2014