Jueves 28 de Junio de 2012
1143 lectores en línea
Choque de TAQSA
Chofer responsabiliza a otros conductores
Jueves 28 Jun 2012
El Calafate, (Corresponsal).- La chofer del micro de la empresa TAQSA que chocó con un camión el martes a la mañana responsabilizó al camionero y al conductor de una camioneta por el hecho.
Alejandra era quien conducía la unidad que transportaba 25 pasajeros desde El Calafate a Río Gallegos.
La mujer brindó testimonio de lo ocurrido, diciendo que no pudo esquivar al camión y a la camioneta que se encontraban detenidos en la ruta, mientras sus conductores conversaban de ventanilla a ventanilla.
La mujer le explicó a la Policía y luego a esta corresponsalía de La Opinión Austral que después de salir de una zona de curva, en una recta, visualizó al camión. “Parecía que iba muy despacio, pero al acercarnos vimos que estaba detenido. El chofer estaba conversando con el de una camioneta que también estaba detenida en la mano opuesta. No puso ninguna señal para advertir que estaba parado”, dijo la conductora de la empresa TAQSA.
“¿Qué te pasó mamita, no viste que la ruta estaba cortada?”, sostuvo la mujer que le dijo el conductor del camión.
Pero además de la chofer, varios pasajeros también acusaron al camionero de no haber realizado ninguna señal para indicar que estaba detenido. 
La conductora explicó que optó por intentar esquivar el camión, y no por el lado de la camioneta porque el choque era inevitable y “si iba contra la camioneta, mataba a su conductor. Por el lado del camión sabía que golpearía de mi lado, pero tampoco me podía ir contra la banquita porque volcábamos”, detalló Alejandra Bustos.
Ayer, Bustos visitó al único lesionado que dejó el choque ocurrido a unos 120 kilómetros de El Calafate. Ramón Román, de 47 años, permanece internado por una fractura expuesta de tobillo, que se partió en tres puntos.
El hombre era un pasajero que al momento del accidente estaba ayudando a la conductora a desempañar los vidrios. El golpe hizo que su tobillo quedara apretado en el sector de uno de los escalones internos del micro. “Agarré mi cuchillo y corté su bota para poder sacar el pie, después lo inmovilicé”, dijo la chofer, que también es de profesión enfermera.
Jueves 28 Jun 2012