Sabado 10 de Febrero de 2018
9210 lectores en línea
www.farmaciaslafranco.com.ar
Pico Truncado
Simuló ser un comprador y recuperó su soldadora
Un camionero truncadense empezó una investigación por cuenta propia. Luego de notar que le habían robado una herramienta de trabajo, revisó videos de cámaras de vigilancia y se contactó con el ladrón a través de WhatsApp. El padre del ladrón lo entregó a la Policía luego de conocer el hecho.
Viernes 9 Feb 2018
Tras revisar las cámaras de seguridad y gracias al aporte de información de vecinos, el damnificado recuperó su herramienta. (Foto: El Patagónico)

Tras revisar las cámaras de seguridad y gracias al aporte de información de vecinos, el damnificado recuperó su herramienta. (Foto: El Patagónico)

Un vecino de Pico Truncado que a fines de enero había sido víctima de la sustracción de una máquina soldadora en su propio domicilio, logró recuperarla en los últimos días cuando, vía el servicio de mensajería instantánea WhatsApp, se hizo pasar por un circunstancial comprador ante un joven que la estaba ofreciendo en venta.
El hecho cobró notoriedad pública a través de las redes sociales y el damnificado fue un camionero residente en la calle 13 de Diciembre del barrio denominado PEV, Daniel Paynemil, quien contó al portal de noticias regional El Patagónico los pormenores de los sucesos que involuntariamente lo convirtieron en una suerte de investigador privado.
En principio comentó que hace dos años había comprado la soldadora portátil Gamma 200 turbo en un supermercado, por la cual pagó unos 700 pesos, y que su costo actual no supera los 2.000.
Fue el pasado domingo 28 de enero, aprovechando la jornada de descanso, volvió a utilizar la máquina y en un descuido la dejó en el patio delantero, fue en estos momentos cuando alguien aprovechó la oportunidad y se apoderó de la máquina.
Como en su domicilio posee cámaras de vigilancia, y como si se tratara de un investigador, junto a su esposa comenzó a revisar los videos y ambos notaron que en varias ocasiones, entre las 10 y las 11 de la noche, habían pasado merodeando por el lugar dos muchachos de contextura delgada, y en la última ocasión uno de ellos ingresó al patio y se llevó la soldadora.
En este contexto, el vecino truncadense decidió difundir por redes sociales los videos para ver si algún vecino conocía a los ladrones, hasta que finalmente alguien le contó que un joven estaba ofreciendo en venta una soldadora que respondía a las características de la sustraída, el vecino que hizo las veces de informante, además, le aportó el número del teléfono celular del individuo, logrando saber que se trataba de un tal Braian de 18 años.
Paynemil cambió su foto de perfil de WhatsApp y entabló contacto mediante mensajes por los cuales procuraba transmitirle confianza al ladrón, diciéndole entre otras cosas: “he amigo, me enteré que vendés una soldadora” y le preguntaba “¿a cuánto”?, “¿está buena che?”, ¿tenés más herramientas?”.
En sus respuestas, el tal Braian le decía que “tira bien”, “pido 2 mil” y que podía pasar por su casa para verla, indicándole que estaba en la calle Kuester 929, es decir a unas cuatro cuadras de la casa del camionero.
Ya con toda la información recabada, el damnificado dio aviso a la Seccional Segunda, dependencia por Jurisdicción, minutos antes de acercarse al domicilio del sospechoso.
Tras establecer una consigna policial en las inmediaciones, Braian abrió la puerta y se quedó mudo, ya que quien estaba delante suyo no era un desconocido sino el propietario de la soldadora a quien conocía porque vivía a pocas cuadras. “Es el dueño de la máquina” alcanzó a decirle a su madre que estaba en ese domicilio, y luego intentó disimular diciéndole al camionero que ya la había vendido y que era de otra marca.
El joven cerró la puerta y fue cuando se acercaron los efectivos policiales, pero no podían ingresar a la casa porque no tenían orden judicial para allanarla.
Aunque todo hacía  parecer que Braian se saldría con la suya pese a encontrarse acorralado, todo cambió cuando, mientras el damnificado realizaba una ampliación de la denuncia en la Segunda, el padre del sospechoso entregó a su hijo pidiendo “que se quede en cana”, algo que efectivamente se cumplió, pero por tratarse de un delito menor, Braian sólo estuvo detenido algunas horas.
Viernes 9 Feb 2018