Sabado 10 de Febrero de 2018
9207 lectores en línea
www.farmaciaslafranco.com.ar
En el país fue récord
La construcción no logra despegar en Santa Cruz
Mientras a nivel nacional el consumo de cemento alcanzó números históricos en el año 2017, eso no pasa en nuestra provincia. Al igual que San Luis, La Pampa y Tierra del Fuego, arroja números negativos. En particular, la parálisis de la obra pública nacional es uno de los principales motivos.
Viernes 9 Feb 2018
Como viene sucediendo en los últimos dos años, en Santa Cruz los índices siguen siendo negativos.

Como viene sucediendo en los últimos dos años, en Santa Cruz los índices siguen siendo negativos.

El informe de coyuntura de enero del Instituto de Industria de la Construcción (Ieric) arroja que, por segunda vez en la historia, el nivel del insumo llegó a las 12 millones de toneladas en un año. Este récord sólo se pudo lograr durante el año 2015.
Todos los especialistas coinciden en que estos niveles se debieron, principalmente, gracias a la obra pública y al incremento progresivo que causó la recuperación del mercado inmobiliario durante el 2017, fundamentalmente durante el segundo semestre del año.
Es que en ese período se consumieron más de 6,6 millones de toneladas de cemento, casi un 6% más que en similar período del 2015, e incluso diciembre arrojó una suba del 6,8% interanual, haciendo que por primera vez en la historia un mes de diciembre experimentara un nivel de consumo superior al millón de toneladas.
Pero en Santa Cruz, eso no ocurre. Es una de las pocas provincias que arrojó números negativos por segundo año consecutivo. La parálisis de la obra pública nacional y el escaso movimiento a nivel provincial son unas de las grandes explicaciones.
Desde los gremios, la esperanza está puesta en la reactivación de las Represas, que este año demandará mil puestos de trabajo nuevos, aunque en el consumo de cemento recién se vería reflejada sobre finales de este año o comienzos del próximo, ya que las primeras tareas del proyecto son netamente de movimiento de suelo, para modificar, temporalmente, el curso del río y así poder construir ambas presas.

El consumo
El informe del Ieric indica que el consumo a granel de cemento fue el que se mantuvo en lo más alto durante todo el 2017, y por esto fue el principal impulsor del incremento de este insumo, cuya tasa de variación interanual se ubicó por encima del 25%. También es lo que diferencia la actual situación del mercado con lo que ocurría hace dos años, donde los niveles eran similares. 
A finales del 2015 este consumo se ubicaba por encima del 34%, mientras que en igual período del 2017 el consumo a granel representó más del 40%.
En tanto en las grandes jurisdicciones el crecimiento fue casi el doble que en las restantes provincias, al revés de lo que había ocurrido en 2015. 
Así, como mencionábamos antes, Santa Cruz, junto a La Pampa, San Luis y Tierra del Fuego son las que arrojaron números negativos y en contraposición, las que más crecieron fueron las provincias de Catamarca y Tucumán, en conjunto con Chaco, Salta y Santiago del Estero.

Empresas y empleos
Otro factor que refleja la actualidad de la industria de la construcción es el número de empleadores en actividad, el que también evidenció números favorables en el último tramo del 2017.
La cantidad de firmas registradas ascendió a 23.436, lo que representa un crecimiento del 1,2% respecto del mismo período del 2016, y lo deja como el punto más alto desde enero de ese año. Este porcentaje representa un total de 276 nuevos empleadores que se sumaron al mercado. Sin embargo, este incremento no fue suficiente para revertir la caída verificada a partir de mayo de 2016.
En contraste con lo que muestran otras variables como el cemento, la tímida aceleración en el ritmo de expansión del número de empleadores se explica por el comportamiento de las restantes jurisdicciones.
Estas fueron de un alza del 1,9% durante el mes de septiembre a un 2,3% en diciembre. Esto representa que 177 (64,1%) de los 276 nuevos empleadores se registraron en las restantes jurisdicciones del país.
En términos absolutos sobresale la Ciudad de Buenos Aires, que sumó un total de 122 empleadores, lo que duplica la cantidad incorporada en la provincia de Santa Fe, por ejemplo.

No en Santa Cruz
En diciembre se redujeron a ocho las jurisdicciones en donde la cantidad de empleadores resultó menor que la de un año atrás. En este sentido Catamarca sigue siendo la provincia que más crece con un 25% interanual.
En contraste los mayores descensos estuvieron a cargo de las provincias de Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego. Entre las tres suman 33 empleadores fuera de la actividad, un número que duplicó la merma observada en Mendoza y Tucumán.
A diferencia de la Ciudad, la provincia de Buenos Aires se despidió de un total de 156 empresas. Y en el período de dos años llegó a la suma de 635 empresas fuera de la actividad. (Fuentes: La Opinión Austral-D. Río Negro-Ieric)
Viernes 9 Feb 2018