Miercoles 3 de Enero de 2018
1725 lectores en línea
Otro susto para las represas
Electroingeniería: una calificadora de riesgo advirtió sobre su “débil situación financiera”
La empresa cabecera de la UTE Represas Patagonia no gana para disgustos. Luego de la cancelación de obligaciones negociables por las que había frenado el reinicio de las centrales, ahora la calificadora de riesgo local FixScr -filial de la agencia global Fitch Ratings- señaló la “débil situación financiera” y los “elevados niveles de deuda operativa corriente” que mantiene la firma.
Miercoles 3 Ene 2018
En diciembre pasado, Electroingeniería había hecho frente al pago de 83,5 millones de dólares para cubrir un bono impago de noviembre. “Tras la postergación del pago del vencimiento de intereses y parte del capital de obligaciones negociables emitidas en 2015, se abonó el compromiso dentro del periodo de gracia establecido por el prospecto de emisión”, había indicado la firma a través de un comunicado. 
Pasado ese tropiezo, que ponía en riesgo el reinicio de las centrales hidroeléctricas Cóndor Cliff y la Barrancosa, ahora vuelve a complicarse el panorama. Es que la calificadora de riesgo local FixScr -filial de la agencia global FitchRatings- advirtió sobre la “débil situación financiera” y los “elevados niveles de deuda operativa corriente” de la empresa. Algo parecido había hecho Moody’s Latin America en noviembre, cuando surgió lo de la deuda impaga. 
En tal sentido, FixScr indicó que el cuadro financiero de Electroingeniería “presiona sobre su liquidez y la expone a un elevado riesgo de refinanciación” de sus deudas, alertando que el desarrollo normal de sus operaciones “presenta un elevado nivel de incertidumbre”, ya que sus flujos de fondos futuros “se encuentran sensiblemente expuestos a riesgo regulatorio y de contraparte con el Estado Nacional”. 

Las represas
El informe de la calificadora es lapidario respecto al “manejo discrecional de fondos” de la empresa, al que considera “agresivo” y que “afecta la liquidez y flexibilidad financiera de las compañías operativas del grupo”. 
El texto indica, además, que “las pérdidas significativas reportadas en los últimos 18 meses evidencian el fuerte impacto del retraso en las obras relacionadas con el proyecto de las represas de Santa Cruz”. 
Es que Electroingeniería es la compañía cabecera de la UTE Represas Patagonia, que integra junto a Hidrocuyo y China Energy Engineering Group (CEEC). “En la inmensidad del desierto patagónico austral, después de dos años de paralización, comienzan a trabajar las primeras máquinas de gran porte en el desvío del río Santa Cruz para luego construir la central hidroeléctrica más austral del mundo: Cóndor Cliff”, había tuiteado el titular de Eling, Gerardo Ferreyra, pocos días después de que esa empresa cancelara en diciembre el pago de una deuda a noviembre. 
Los trabajos en los campamentos de las represas se reiniciaron, aunque todo pareciera indicar incertidumbre en cuando a Electroingeniería, que en su último reporte indicó una pérdida neta de 191,7 millones de pesos para el período concluido en septiembre pasado, apenas morigerada por otros resultados favorables de 18,9 millones.
“La compañía se encuentra en una situación financiera frágil”, sostuvo FixScr y anticipó que su calificación “podría verse presionada a la baja, en caso de retrasos en las cobranzas que afecten la aún débil capacidad de repago en tiempo y forma de la deuda financiera y los pasivos operativos”.
No obstante, puntualizaron que la firma “podría subir en el mediano plazo, en caso de una reanudación de los principales proyectos que derive en una normalización en la evolución de los flujos de cobranzas”. (Fuente: LOA-La Política Online)
Miercoles 3 Ene 2018